Doble Moral.

Publicado en por Andres Bermudez

Una vez más, el paupérrimo entretenimiento e ideal del pueblo colombiano, generó conflicto el pasado 5 de enero de 2015, debido al vil acribillamiento y asesinato de un individuo de la especie taurina, en la ciudad de Turbaco-Bolivar, con motivo de la festividad de sus muy populares y enfermizas corralejas.

No comprendo el nivel de alarma que generó dicha polémica, por el hecho que individuos ajenos a la citada profesión taurina, ejecutaran la masacre del indefenso animal; acaso no es este el objetivo final de una corraleja llevada a cabo por los profesionales taurinos?... en realidad en este caso se ve priorizado el hecho de defender los derechos animales, o es una simple paradoja que concierne directamente a quien debe y tiene derecho a asesinar?.... solo sé que en ninguna circunstancia, intención de priorizar los derechos animales, en tal caso las autoridades ni siquiera permitirían alentar las sangrientas actividades de un publico frenético deseoso de dolor y muerte.

Por obvias razones, era de esperarse el involucramiento de los medios de comunicación, cuya neutralidad debe ser su mejor arma ante la audiencia colombiana, que piensa y actúa de acuerdo al quehacer de su prójimo cuya influencia procede de los mencionados medios comunicativos, que en aquellos días en sus secciones de información sentenciaban el execrable comportamiento de los ciudadanos autores del asesinato del animal, pero es aun más absurdo y paradójico que en sus secciones de entretenimiento promuevan y hagan alusión a las también populares ferias de Manizales, motivando a los espectadores para que gocen de dicho “folclor” y no menos apetecidas corralejas taurinas, cuyo desenlace, predecible por todos, refleja la escalofriante y ensimismado ideal de mi bella patria.

J. Cardozo

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post